Principal       Estamos      Cirugía Cataratas     Glaucoma     Queratocono     Córnea       Contacto

 

 

 

 

  Ojo normal o emétrope

 

 

 

 

 

 

Ojo miope

   Ojo hipermétrope

 

Ojo con astigmatismo

 

 

 

 

 

 Aplicación del Láser Excimer

 

 Lente Artisan de cámara anterior

 

Lentes Artisan de cámara anterior

 

Implantación de lente de cámara posterior

 

 

 

 

 

MIOPÍA

En la miopía (vista corta) el globo ocular es más largo de lo normal, de modo que la imagen de los objetos lejanos se forma delante de la retina. Cualquier intento de acomodación hace que la imagen aparezca aún más borrosa, pero, en cambio, los objetos cercanos logran verse claramente. La visión lejana se corrige usando una lente cóncava.

 

 

 

 

HIPERMETROPÍA

En la hipermetropía (vista larga) el globo ocular es más pequeño de lo normal y la imagen, en el ojo en reposo, se forma detrás de la retina. El proceso de acomodación compensará el defecto siempre que el grado de hipermetropía sea bajo, pero con la edad se limita la claridad de la visión. Primero se deteriora la visión cercana y más tarde la lejana. No obstante, a veces se necesitan gafas para leer a la edad de 30 años, y una corrección para mirar a distancia inmediatamente después.

 

 

ASTIGMATISMO

En el astigmatismo existe un enfoque de luz desigual en los diferentes meridianos, de modo que es imposible lograr una imagen nítida. Puede hacer se una analogía sencilla, comparando el sistema de lentes del ojo con el dorso de una cuchara, en donde el eje largo tiene una curvatura diferente  del eje menor. Casi todos los ojos están afectados de astigmatismo en mayor o menor grado.

                  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CIRUGÍA  REFRACTIVA

 

Es la parte  de la cirugía oftalmológica  que trata de  la corrección de  los defec tos  o  errores  refractivos  del ojo,  que  son  la miopía,  el  astigmatismo  y  la hipermetropía. Generalmente están relacionados con la forma y el tamaño del ojo.

En en el ojo normal o (emétrope) los rayos paralelos son enfocados en la retina por la córnea y el cristalino.

 

 

La córnea  es responsable  de aproximadamente el 80% del poder dióptrico del ojo.  Es  una  lente biológica  que junto con  el  cristalino,  focaliza las imágenes percibidas  en  la  retina.  Cambiando  la  curvatura de  la córnea, se modifica el poder dióptrico  del  ojo y esa  es  la  base  de  la  cirugía  refractiva con Láser Excimer.

 

 

La técnica LASIK (siglas en inglés de " Láser in situ Keratomileúsis")  es la más extendida  en la  actualidad  por su seguridad y eficacia. Consiste en la modificación de la forma de la córnea (Queratomileúsis: del griego, querato: córnea, y mileúsis: esculpir) mediante la aplicación del Láser Excimer en su interior. Previamente se ha levantado una  fina capa de tejido corneal que posteriormente es recolocada y se adhiere sin necesidad de puntos.

 

 

La  corrección del defecto refractivo,  se realiza  de esta manera, con mínimas molestias para el paciente y una recuperación rápida.

La anestesia para esta técnica quirúrgica es tópica (con colirio) y no es necesario  el  vendaje ocular postoperatorio.  La  precisión  y  seguridad de la técnica LASIK  hacen de  ella el procedimiento quirúrgico  de elección para  la mayoría de los defectos refractivos.

En algunos casos  en los  que la  cirugía con la técnica LASIK no está indicada, la solución al problema refractivo puede hacerse utilizando otras técnicas.

 

 

En  aquellas  ocasiones en  las que  el  Láser Excimer no puede eliminar todo el defecto  refractivo,  como  por ejemplo en  las miopías altas (por encima de 10 dioptrías), las hipermetropías altas (por encima de 5 dioptrías),  y  algunos astigmatismos, es posible corregirlo implantando lentes intraocu    lares. También en los casos en los que el Láser Excimer está contraindi cado, como en el queratocono o en las córneas con espesores dismi nuídos,  pueden corregirse las dioptrías utilizando lentes intraoculares de cámara anterior o  posterior.

 

 

A veces  para corregir  totalmente el defecto refractivo y mejorar así la agudeza visual  del  paciente,  es necesario combinar dos técnicas, como el LASIK y el implante de lentes intraoculares.

La elección  de una técnica u otra, va a depender del criterio del cirujano, y de las  características  del  paciente (número de  dioptrías, condiciones  del ojo, y edad).

La cirugía de las lentes  intraoculares  se  realiza  también de manera ambulatoria, o sea sin ingreso, la anestesia es con gotas y sin inyecciones, y la recuperación de la visión empieza inmediatamente después de la intervención.